Technology

  Background Information

Lenguajes y sublenguajes

Joseba Abaitua

2

 


Lenguajes de especialidad

El ser humano posee una fecunda habilidad para desarrollar y utilizar lenguajes simbólicos. Diversos autores (André Leroi-Gourhan, Luigi Luca Cavalli-Sforza, entre otros) han relacionado el avance tecnológico con el desarrollo lingüístico, hasta el punto de afirmar que lengua y tecnología son dos caras de una misma moneda. Gracias a las matemáticas y a los lenguajes formales ha sido posible la creación del ordenador y el diseño de los lenguajes de programación. Estos lenguajes formales comparten dos características esenciales con los lenguajes utilizados en las áreas de especialidad: deben ser precisos y están sujetos a la normalización.

Las evaluaciones realizadas sobre los sistemas de TA (cf. Margaret King, Karen Spark-Jones, K. Falkedal, etc.) coinciden en señalar que los mejores resultados cualitativos se obtienen precisamente aprovechado las propiedades de los lenguajes de especialidad (o sublenguajes como se conocen en la bibliografía especializada). Existe una norma internacional de evaluación, conocida como ISO 9126, que analiza la idoneidad de un sistema según el grado de adecuación a la aplicación para la que se ha diseñado. En el grupo privilegiado de sistemas adecuados figuran: TAUM-Météo (para partes metereológicos), SPANAM (de la Organización Panamericana de la Salud), o TITUS (de la industria textil francesa).

Otros porgramas de propósito general, como SYSTRAN, LOGOS o METAL, han cosechado sus mejores éxitos también en dominios restringidos. Los proyectos concebidos para un uso sin restricciones, ROSETTA y EUROTRA como más destacados, no han pasado de ser meros experimentos de laboratorio. Paradójicamente, el éxito comercial ha acompañado a Globalink, una empresa que se destaca por haber comercializado productos de propósito general y de considerable poca calidad. Su éxito se explica sobre todo por una intesa y hábil campaña de mercadotecnia.

Para completar el panorama de productos hablaremos además de una serie de productos de gran éxito que no automatizan la traducción sino que ayudan a realizarla (memorias de traducción y bases terminológicas, como las de Trados)

 

Premisas para una TA realista

"Las recomendaciones de Martin Kay se pueden resumir en esta lista de premisas para el desarrollo de una TA realista:"

  • Es necesario equilibrar la participación entre el traductor humano y la máquina, es decir, se debe buscar el punto óptimo de interactividad.
  • La máquina debe ayudar al traductor, o en el caso más ambicioso, a un usuario que desconozca totalmente la lengua de llegada, con todos los instrumentos disponibles y en los que la informática es más eficaz: repertorios de términos, de ejemplos, de modelos, etc.
  • La máquina debe consultar con el traductor todos los casos en los que la complejidad computacional es mayor (ambigüedad, estilo, etc.), es decir, en aquellas cuestiones en las que la máquina se desenvuelve con mayor dificultad.
  • La máquina debe permitir la integración de los procesos de redacción y de traducción. Previo estudio de los sublenguajes y de la tipología textual, debe ofrecer modelos de texto ya conocidos y que tienen equivalencias bien establecidas en la lengua meta.

 

Integración de edición y traducción

En conclusión se puede decir que el enfoque más adecuado es la integración de la traducción en el proceso global de confección del documento plurilingüe, como veremos que es el caso del proyecto de la Comisión Europea EURAMIS .

  • Diccionarios on-line
  • Glosarios terminológicos
  • Correctores gramaticales y de estilo
  • Gestión documental (indización, catalogació)
  • Herramientas de localización de software
  • Memoria de traducción
  • Repertorio de modelos textuales

Sistemas expertos en tipología textual


¿Qué es un repertorio de modelos textuales? Vayamos por partes.

La inmensa producción de documentos que se demandan traducir está dentro de los parámetros antes descritos (los textos sin valor literario, la documentación diplomática, técnica y comercial supone más del 90% de la demanda mundial de traducciones) y al redactor no se le permiten excesivas licencias de espontaneidad u originalidad.

La solución no está en disponer de analizadores o generadores universales de texto escrito, semejantes en su aplicación a los correctores ortográficos (como están enfocados en la actualidad los programas comerciales de corrección sintáctica y estilística GRAMMATIK, POWEREDIT o CORRECT-GRAMMAR).

La clave para obtener soluciones efectivas pasa por desarrollar auténticos sistemas expertos en tipología textual, capaces de ofrecer al redactor modelos precisos de documentos como los que desea confeccionar (en la línea de lo apuntado por autores como Hasan 1977, 1984, Ventola 1987 o Martin 1991). El proyecto Legebiduna está concebido de esta manera.

De lo que estamos hablando es de una combinación de repertorios de hojas de estilo (style sheets, cuya utilidad se va haciendo más patente con el tiempo, con sistemas de autor (authoring systems) y memorias de traducción (translation memories)
.

 

 

Atrás   Seguir


foreignword.com